La bondad que espera pendiente.

La bondad que espera pendiente.

L

La espalda se sigue mojando

su hambre es mi hambre

es la del universo que rueda

ensimismado en su finito continuo,

que no se adapta, ni se le adaptan

que no excluye, ni abofetea,         

la heterogeneidad

es el nombre de mi patria

no beso ni escupo banderas,

dejo las costumbres, las ideas

los llantos y las sonrisas

para el que las tenga,

todas valen los mismo,

necesito únicamente el aire

que lo envuelve todo

el sol que lo calienta todo,

la bondad que espera pendiente.

Anuncios

ELMALAMEN se combate con tenacidad.

ELMALAMEN se combate con tenacidad.

E

Peor  el borrego

que pide la salvación

a los lobos,

la maldad va impertérrita

buscando el día, no se desalienta,

peor el borrego

que lucha

por salvarse

dejando sufrir a otros,

la maldad se despierta con un plan

no flaquea, persevera

tiene el tiempo ocupado

en encontrarnos perezosos,

la virtud que mejor delimita

a las malas personas

es su capacidad de trabajo,

son hormigas que piedra a piedra

componen su tiranías,

saltaran desde arriba

si no arrimamos el hombro,

y romperán lo poca

libertad que le arrebatamos,

peor el borrego

que de tan tonto

se despierta odiando

la lana que se pone otro,

respiremos más profundo

para pensar con sosiego,

nos echemos troncos al odio

es difícil superar el vampirismo

con caletres y conocimiento,

el músculo tampoco destroza

ni la otra mejilla aporta esperanza,

ideas, soluciones, pensar y aportar

trabajar más que ellos, constancia

pico y pala, pico y pala…

El arte es fuego que suaviza la vida.

El arte es fuego que suaviza la vida.

 

 

El sentimiento artístico

me rescata de mi pobreza,

talón de Aquiles,

uniéndome con la insondable

capacidad del universo

a sentirse terminado e infinito.

 

El sentimiento artístico

juega con la ciencia

la matemática inexacta

con el lugar minúsculo

que inventamos centro.

 

Soy la voluntad de mi mano

que obliga al pensamiento.

 

Observación, exploración

reflexión, imaginación

expresión, comunicación…

 

¿Cuánto me queda por encontrar?,

¡abriendo los ojos en la tierra!

¡Qué poco he dicho!,

¿cuánto, arrastrado por el viento?

 

 

 

Es menos reprobable que un joven no piense que va a envejecer, qué un viejo no se acuerde que una vez fue joven.

Es menos reprobable que un joven no piense que va a envejecer, qué un viejo no se acuerde que una vez fue joven.

 

Los adultos hemos participado

en la transformación del mundo

recibido por los jóvenes,

y nos gusta tanto criticarlos

hacer una hecatombe de sus actos,

aunque, tal vez, esté yo equivocado

y crecí en un lugar perfecto

lleno de gente ilustrada

por doquier leyendo,

respetábamos al prójimo

como si fuese jarrón de porcelana,

y si mi memoria no falla

escuche tanto las frases

“en mis tiempos…”

“los niños de hoy no respetan…”

“te daba pico y pala…”

como las escucho ahora,

aunque no me las dirijan

me producen el mismo efecto

y es el desasosiego

a quien sabe de su paso

pero no lo recuerda y se siente

volver, rejuvenecer cada mañana

porque cada día el mundo

está enfrente para andarlo,

y ese desasosiego que no te hace más sabio

y sí que te empuja a la reflexión

hacia la verdadera experiencia,

reprueba mi lengua

y le dice no tengas arrugas

de hiel mala, haz bandera

de la juventud, tienen fuerza

únete, fuiste joven, ¿te acuerdas?

Un despertar brusco

Un despertar brusco

 

 

La justicia ha ingresado en su laberinto sola

ha mostrado sus patitas manchadas

hemos observado el reguero de mierda

nos ha abierto los ojos de una bofetada,

venía de preguntar lo que hacía

si con el poder de las sombras se metía,

se recusó con la cara al sol bien dura,

y como una ráfaga de luz, la verdad

se mostró envuelta en sombra,

nos cosió las virutitas de las dudas.

Observar desde la distancia

Observar desde la distancia

 

Vuela empujando a la tierra

que se sumerja en el espacio

girando huida de tus pies descalzos,

que sea la arena a la que arrastra el viento

mantente volando en tu sitio

recorriendo autosuficiente el espacio,

vuela como el árbol que desnuda sus ramas

que sean las hojas quienes surcan abismos

y tus raíces las que exploran conocimientos,

si el volar es una idea

que te ronde auténtica

que no golpee a nada

úsala para explorar

confrontarla, que no se pudra.