Muertos de importancia

Muertos de importancia

Míralos de pie en la foto que da pena
hincando codos para salir en el encuadre,
sus bocas en ese gesto tan cerradas
las palabras celebran la pequeña pausa,
y las piernas enclavadas en los adoquines
hablan más del interior de sus cabezas
que el hábil discurso imbricando,
la pena es por los que andan detrás
buscando las migajas,
temieron ser libres,
nunca elegirían humanidad,
su concepto de las fronteras
es que sean permeables al dinero
e impermeables a las personas,
el de la violencia de genero
es que las victimas
son las culpables,
el de la solidaridad
es lanzarle limosna
al que le robaron sus derechos,

ellos allí quietos
en pose marcial
muertos de importancia
nos muestran el camino
aguantar, ser consumidores
serviles, éter, masa que ronca,
que nos saquemos los ojos
los unos a los otros
ciegos de envidia
hambrientos de patria
locos de odio
masa que los mantenga
allí alzados.

Anuncios

La humanidad para otro año, que hoy nos viene mal.

La humanidad para otro año, que hoy nos viene mal.

Niños pequeños tontos jugando con el mundo
también existen los niños listos,
pero aupamos a los otros
por alguna razón masoquista
de la que no encuentro respuesta,
y aquellos que ya crecimos
estamos en las calles
como estatuas que caminan
dejándolos construir el odio
con sus discursitos
de dientes escondidos
bajo labios apretados,

el comprender, la sororidad
la empatía, el refugio
la sonrisa, el saludo
la humanidad para otro año
que hoy nos viene mal,

qué todos los niños nos importen
qué todas las vidas sean una aventura provechosa
qué nadie se quede atrás,
qué aquí tengan nuestra mano,
no dejemos que el discurso del miedo
nos haga terribles
seres sin sombras
dioses de la sima,
no apaguemos con la xenofobia
la esperanza de los individuos,

los pueblos no existen
más que en la imaginación colectiva
son personas (o/y) puertas
son personas (o/y) ventanas
son personas (o/y) escondidas
son personas (o/y) asomadas
son personas que pagan sus impuestos
que compran, que sueñan, que aman
que hablan en la calle
y que saben acompañar
a una dirección al que se pierde.

El odio y sus muros
es la forma de escondernos
de nuestra obligación como adultos:
Solucionar problemas.

¿De verdad que tiene que ser así?

¿De verdad que tiene que ser así?

Se destruye el presente
criticando el momento de intentar,
duele con cronicidad eterna ir por delante
nos martilleamos el pie con la revueltas
de la cosecha, de las estaciones, de las fechas,
reprimimos el hartazgo con comilonas
cerramos los ojos para digerir, y que se vayan
los pelmazos, las risas obligadas,
los llantos infructuosos,
todo con el deber de hacer lo correcto
lo que dios manda
lo que pactamos como sociedad.

Cantad al belén de un nacido en circunstancias miserables
mientras los de hoy viajan en un barco salidos de la muerte
riamos y brindemos por nuestra suerte
el mundo que construimos con la mugre
de nuevo rico sepultará al pobre.

No hay hombres con miedo a salir solos a correr por miedo a que los maten.

No hay hombres con miedo a salir solos a correr por miedo a que los maten.

Maldita la cultura

que vierte su propia ficción

empeñada en perpetuar

la ignominia mil años más,

intentando retroceder

con boca de aquellas y aquellos

que roban la realidad,

el despertar es todavía la lucha

es la voz en grito, es acorralar

el discurso embotado,

aquellos que dicen que todos

somos iguales: ¡se olvidan de todas!

El feminismo es la única revolución

posible, la más justa, en la que estamos ,

y que no nos paren los villanos a caballo

ni aquellos que traen la buena nueva

de que la igualdad se ha conseguido,

ellas son las que mueren por ser mujer

y aun peor, son las que viven con miedo

por ser mujer.

Las cuerdas se rompen

pero primero se deben tensar

las manos también rompen

acompañar es usarlas,

el cordón umbilical

que nos nutre de machismo

debe cortarse, que muera de hambre

que muera eso de nosotros y nosotras

que nos sigue convirtiendo

en invidentes del alma

en invidentes de realidad

en invidentes que realmente no hablan.

ELMALAMEN se combate con tenacidad.

ELMALAMEN se combate con tenacidad.

E

Peor  el borrego

que pide la salvación

a los lobos,

la maldad va impertérrita

buscando el día, no se desalienta,

peor el borrego

que lucha

por salvarse

dejando sufrir a otros,

la maldad se despierta con un plan

no flaquea, persevera

tiene el tiempo ocupado

en encontrarnos perezosos,

la virtud que mejor delimita

a las malas personas

es su capacidad de trabajo,

son hormigas que piedra a piedra

componen su tiranías,

saltaran desde arriba

si no arrimamos el hombro,

y romperán lo poca

libertad que le arrebatamos,

peor el borrego

que de tan tonto

se despierta odiando

la lana que se pone otro,

respiremos más profundo

para pensar con sosiego,

nos echemos troncos al odio

es difícil superar el vampirismo

con caletres y conocimiento,

el músculo tampoco destroza

ni la otra mejilla aporta esperanza,

ideas, soluciones, pensar y aportar

trabajar más que ellos, constancia

pico y pala, pico y pala…

Un despertar brusco

Un despertar brusco

 

 

La justicia ha ingresado en su laberinto sola

ha mostrado sus patitas manchadas

hemos observado el reguero de mierda

nos ha abierto los ojos de una bofetada,

venía de preguntar lo que hacía

si con el poder de las sombras se metía,

se recusó con la cara al sol bien dura,

y como una ráfaga de luz, la verdad

se mostró envuelta en sombra,

nos cosió las virutitas de las dudas.

Para aquellos que nos destruyen y vuelven.

Para aquellos que nos destruyen y vuelven.

 

 

No se repararon

cuarenta años de horrores

en cuarenta años de errores,

o viceversa, al contrario,

se dejaron reservar

y dejar nuestra libertad

al albedrío de la historia,

como miremos unos segundos

a otro lado no la arrebatarán,

alimañas,  malas personas,

nos saludad con su mirada altiva

escudriñando nuestras debilidades

para cuando puedan robarnos

la pasión y el deseo,

la alegría y los derechos.

 

Humanos somos todos,

para ellos  humano

es su molde, aquello

de pisotear a la mujer

al diferente, al extranjero

a otra piel, a otra idea,

aluden a la libertad para predicar

sus mordiscos, su odio

para rompernos la sangre

derramar nuestros huesos

diluir cualquier avance

entre su sucia risa de hiena.