¿De verdad que tiene que ser así?

¿De verdad que tiene que ser así?

Se destruye el presente
criticando el momento de intentar,
duele con cronicidad eterna ir por delante
nos martilleamos el pie con la revueltas
de la cosecha, de las estaciones, de las fechas,
reprimimos el hartazgo con comilonas
cerramos los ojos para digerir, y que se vayan
los pelmazos, las risas obligadas,
los llantos infructuosos,
todo con el deber de hacer lo correcto
lo que dios manda
lo que pactamos como sociedad.

Cantad al belén de un nacido en circunstancias miserables
mientras los de hoy viajan en un barco salidos de la muerte
riamos y brindemos por nuestra suerte
el mundo que construimos con la mugre
de nuevo rico sepultará al pobre.

No hay hombres con miedo a salir solos a correr por miedo a que los maten.

No hay hombres con miedo a salir solos a correr por miedo a que los maten.

Maldita la cultura

que vierte su propia ficción

empeñada en perpetuar

la ignominia mil años más,

intentando retroceder

con boca de aquellas y aquellos

que roban la realidad,

el despertar es todavía la lucha

es la voz en grito, es acorralar

el discurso embotado,

aquellos que dicen que todos

somos iguales: ¡se olvidan de todas!

El feminismo es la única revolución

posible, la más justa, en la que estamos ,

y que no nos paren los villanos a caballo

ni aquellos que traen la buena nueva

de que la igualdad se ha conseguido,

ellas son las que mueren por ser mujer

y aun peor, son las que viven con miedo

por ser mujer.

Las cuerdas se rompen

pero primero se deben tensar

las manos también rompen

acompañar es usarlas,

el cordón umbilical

que nos nutre de machismo

debe cortarse, que muera de hambre

que muera eso de nosotros y nosotras

que nos sigue convirtiendo

en invidentes del alma

en invidentes de realidad

en invidentes que realmente no hablan.

ELMALAMEN se combate con tenacidad.

ELMALAMEN se combate con tenacidad.

E

Peor  el borrego

que pide la salvación

a los lobos,

la maldad va impertérrita

buscando el día, no se desalienta,

peor el borrego

que lucha

por salvarse

dejando sufrir a otros,

la maldad se despierta con un plan

no flaquea, persevera

tiene el tiempo ocupado

en encontrarnos perezosos,

la virtud que mejor delimita

a las malas personas

es su capacidad de trabajo,

son hormigas que piedra a piedra

componen su tiranías,

saltaran desde arriba

si no arrimamos el hombro,

y romperán lo poca

libertad que le arrebatamos,

peor el borrego

que de tan tonto

se despierta odiando

la lana que se pone otro,

respiremos más profundo

para pensar con sosiego,

nos echemos troncos al odio

es difícil superar el vampirismo

con caletres y conocimiento,

el músculo tampoco destroza

ni la otra mejilla aporta esperanza,

ideas, soluciones, pensar y aportar

trabajar más que ellos, constancia

pico y pala, pico y pala…

Un despertar brusco

Un despertar brusco

 

 

La justicia ha ingresado en su laberinto sola

ha mostrado sus patitas manchadas

hemos observado el reguero de mierda

nos ha abierto los ojos de una bofetada,

venía de preguntar lo que hacía

si con el poder de las sombras se metía,

se recusó con la cara al sol bien dura,

y como una ráfaga de luz, la verdad

se mostró envuelta en sombra,

nos cosió las virutitas de las dudas.

Para aquellos que nos destruyen y vuelven.

Para aquellos que nos destruyen y vuelven.

 

 

No se repararon

cuarenta años de horrores

en cuarenta años de errores,

o viceversa, al contrario,

se dejaron reservar

y dejar nuestra libertad

al albedrío de la historia,

como miremos unos segundos

a otro lado no la arrebatarán,

alimañas,  malas personas,

nos saludad con su mirada altiva

escudriñando nuestras debilidades

para cuando puedan robarnos

la pasión y el deseo,

la alegría y los derechos.

 

Humanos somos todos,

para ellos  humano

es su molde, aquello

de pisotear a la mujer

al diferente, al extranjero

a otra piel, a otra idea,

aluden a la libertad para predicar

sus mordiscos, su odio

para rompernos la sangre

derramar nuestros huesos

diluir cualquier avance

entre su sucia risa de hiena.

 

 

 

 

 

 

El abuso se produce hacia un objeto. A una mujer, a un ser humano, se le viola…

 

Las manos sobre su abatido cuerpo,

manos de piedras,

las manos sobre todas,

cuerpos de ogros

basura humana

vaciada en cinco óxidos

ejemplos violentos

del patriarcado humano,

seguimos ciegos

mudos, atónitos

como la justicia

que tira de este carro,

el abuso se produce hacia un objeto

o sobre un concepto,

¡personas!, no habría que explicarlo

personas todas, cuyo cuerpo

es su derecho, su reino,

¿código penal u hombres,

dónde estuvo la diferencia?,

la justicia no es ciega

se ha refocilado con las imágenes

del sufrimiento

y le ha dado la vuelta

perpetuando a la mujer

en el objeto deseado y usado,

y a las cinco deposiciones

las ha tratado como víctimas,

víctimas del deseo

de su ímpetu animal,

y al objeto, ¡culpable!

de haberse dejado

de ser apetecible

de al fin y al cabo ser mujer.

 

 

 

Ya no es que tengan la cara dura, es que son inmunes al rubor y se comen con patatas la vergüenza. (Era verde y se la comió el burro).

Ya no es que tengan la cara dura, es que son inmunes al rubor y se comen con patatas la vergüenza. (Era verde y se la comió el burro).

 

 

Se me cansa el cuerpo de enfadarme

no es cuestión de ideologías,

habitamos un país que vive de espaldas

que siente natural embaucar

cometer delitos,

practicando el deporte nacional:

La trepa, o asalto  sin méritos

a la poltrona, también llamado

enchufe trifásico de dos mil voltios. (Y me quedo corto)

 

La lástima es que no haya olimpiadas

que  admitan estas categorías,

nos situaríamos a la cabeza

de los países desarrollados,

y en un buen puesto

en los que están en vías de desarrollo.

 

No tengo el cuerpo para rimar

ni sentarme a recapacitar

los sentimientos que me producen,

es tan grande el dolor moral

la vergüenza ajena, que sólo

me dan los pies para correr

y la imaginación para secarse,

soy un organismo

asesinado por la realidad.

No me duele España

me duele este país lleno de países,

me duelen las bajezas de costumbres,

me duele lo que se ha hecho siempre.

 

Viva la Cultura, y que nos salve

de la humillación de sentirnos parte

y masa de esta tierra tan proclive

a realizarse el harakiri.